Historia

La Villa de Santander, actual cabecera municipal de Jiménez, fue fundada el 17 de febrero de 1749 por Don José de Escandón, dentro del plan colonizador de la Costa del Seno Mexicano, con 426 pobladores procedentes de Monterrey y Linares.

Escandón señalo a la Villa como capital de la colonia del Nuevo Santander “por estar situada en el centro de toda aquella comarca…” y confirmó al capitán, Jose Sánchez Dovalina el mando político militar.

Cerca de la Villa se fundó la misión de San Juan Nepomuceno de Helguera o de Palmitos, destruida recientemente.

En 1756, Escandón solicitó licencia al Virrey para construir su casa en esta población, porque “una de las cosas que más contribuyó y está contribuyendo a la entrada de familias de pobladores a la Costa del Seno Mexicano fue el haberles yo dicho que me hallaba en ánimo de quedarme a vivir en ella y fabricar casa en la Villa de Santander; para lo que dejé en ella señalado sitio de 100 varas de frente y 200 de fondo…”, casa que concluyó en 1758.

Asimismo, Escandón solicitó al Virrey licencia – que le fue concedida – para “… reclutar varios oficiales de los que totalmente se carece en aquellos parajes… siete maestros oficiales de herrería y armeros, catorce de carpintería, uno de cosas de hojalata y bronce, dos sastres y un cantero… para irse a radicar a aquellas poblaciones”.

Un año antes, en 1757, la Villa tenía 108 familias, cuyas casas eran en su mayoría de horcones y cañas embarradas con cubiertas de palma o zacate, mientras que unas pocas eran de adobe; para entonces se estaba construyendo el templo, de cal y canto, que quedó concluído en 1766.

En 1768, los pobladores ya habían construído dos acequias que se surtían del arroyo de los Flechadores, las cuales eran utilizadas para riego de los solares y de las labores. Además, Escandón había construido una presa.

No obstante que la Villa de Santander fungió como la primera capital del Nuevo Santander por espacio de 19 años, no logró consolidarse política y económicamente, por lo que en 1969, el gobernador de la colonia, Vicente González Sanitanés, decidió trasladar la sede de los poderes a la Villa de San Carlos, en donde la minería tomaba fuerte impulso.

En 1770, la villa de Santander tenia 142 familias, cuyo templo “casi el único que hay decente y aseado en todo el resto de sus pueblos…”, estaba situado en la cuadra oriente de la gran plaza.

Por decreto del Congreso del Estado, el 31 de octubre de 1827 le fue cambiado el nombre por el de Jiménez, para honrar la memoria del coronel Juan Nepomuceno Jiménez, fusilado en ésta ciudad por las fuerzas realistas al mando de Joaquín Arredondo.

La Casa Solar

La Casa Solar , construida en 1751, representa la creencia de Escandón en su proyecto fundador y en el futuro del naciente Nuevo Santander. Recio edificio hecho de cal y canto frente a la plaza principal, ostenta balcones de hierro forjado, cornisas y marcos en piedras de cantería. En su fachada destaca la entrada principal, con su gran puerta enmarcada por cuatro molduras, encima de la cual se encuentra un gran balcón enmarcado por dos ángulos con volutas y rematado hoy por un pequeño capitel cónico invertido, base del asta bandera. Originalmente contaba con una huerta y llevaba baluartes con cañones y almenas que ya no existen, como tampoco el escudo de armas que remataba la puerta principal y que ahora está en el museo de Ciudad Victoria. En su interior hay más de 40 puertas y ventanas de las habitaciones y la ex-capilla, además de recias escaleras de cantera. Distribuida en dos niveles, el de abajo se dedicó a las oficinas de gobierno y el superior, a la residencia familiar.

Menu

 


Derechos Reservados ©
R. Ayuntamiento 2005 - 2007
Autor: A. Vicencio